SEÑALES

SEÑALES.

Tal vez sea solo un reflejo de alguna angustia
que perdida, recala en la intrincada huella de un ayer
ya decadente y caduco.
Tal vez sea un grito interno que al proferirlo,
rasgó un poco la piel de un corazón cansado.
O tal vez sean esas caricias que nunca me llegaron
y sin embargo al pensar en ellas,
mi piel se pone en guardia y mis sienes palpitan,
y mi garganta se cierra y el lagrimal se abre…
¡Que tonta fuí !, me repito una y mil veces.
Dejé que se secara la flor de mis sueños,
sin intentar salvarla,
y ahora,
ahora ya es muy tarde y el tiempo tan artero,
tanto, que el vértigo del amor pasó de largo
y amontonó mis sueños y esperanzas,
como esas hojas secas, caducas e inservibles
que el otoño amontona, mientras mi asombro
descubre con tristeza
que ya es muy tarde para sacar mis sueños al sol
como esa ropa que espera ser acariciada por su calor,
porque mis sueños ya se secaron de antemano,
ya ni el sol ni la sombra lograrán reanimarlos.
Y un dolor tremendo cruza por mi pecho y lo atraviesa,
reconociendo que perdí una parte importante de mis años
en esperar una luz que me indicara,
que ése era el momento,
y no otro,
y no buscar momentos imprescindibles,
segundos interminables,
que como un pase de magia,
pusieran ante mis ojos señales
que me hicieran reaccionar ,
porque la vida se va extinguiendo
y yo ya nunca más seré feliz.
Solo necesitaba de señales …
OLGA.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s