REMEMBRANZA.

Hoy vi a la paloma apichonada.
Sus alas mojadas han capitulado.
La lluvia la cercó ¡ya no habrá más vuelo!
Y las lágrimas fueron apareciendo
una a una
como las cuentas de un rosario
que giran entre las manos.
Cierra los ojos en ese empeño por dormir
pero no es el sueño,
tal vez sea la muerte que comenzó su ronda.
Un torbellino de ayeres la circunda.
De mañanas olvidadas.
Un cielo raro, sin soles ni lunas.
Un huracán de amores devastando el estío.
Una vorágine de dudas y rencores
acorralando sueños
que quedaron arrumbados porque no se han cumplido.

La paloma está herida
¡Tanto volar por nada!.
Tanto sufrir tempestades oscuras
golpearse en los abismos
volver buscando siempre aquella luz prendida
revolviendo las fechas mezcladas de recuerdos
aclarando caminos que ha borrado el olvido
intentando cruzar con fuerza el arcoíris
con un guiño con que quiere sonreírle a la vida
a pesar que sus ojos hoy se encuentren cerrados
porque la lluvia, siempre, la tiene adormecida.
Tal vez llegue la noche encontrándola inmóvil
arrinconada y sola en su nido querido,
y la sorprenda el alba acurrucada y fría
sin querer desprenderse de momentos vividos.
OLGA.

Anuncio publicitario

Un comentario en “REMEMBRANZA.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s