Raíces.

Raíces.

Nacimos plantados en la tierra,

igual que nace un árbol.

Crecemos como tal.

Se extienden nuestros brazos,

como ramas que buscan el cielo,

cielo donde brilla el sol,

sol que calienta los sueños,

sueños que son como el follaje

que lo van cubriendo todo.

De tal modo, que ya no hay más

ramas peladas …

El amor nace como sus hojas

pero que también un día se caen

y otro día aparecen otras hojas nuevas;

que luego se secan, que vuelan

como vuelan los sueños,

más rápido de como nacieron …

como vuela la vida, sin pensarlo.

Y el árbol un día se queda sin hojas,

despacio comienza a secarse.

Sus ramas son brazos

que bajan los brazos.

Ya no tiene sueños frescos ,

se fueron secando igual que sus hojas.

El viento de la vida

se lo llevó todo.

Solo sus raíces agarradas a la tierra

se niegan,

se aferran,

no quieren marcharse.

Quizás una noche un vendaval torpe

de golpe,

lo derribe.

Y solo quedarán sus raíces

asomando desde el suelo

intentando resistirse

como un último suspiro.

OLGA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s