Mamá.

MAMÁ.

Un pedazo de cielo le prestó su color

para esos ojos buenos, celestes como el lino.

La luna no quiso ser menos y le dio su blancura

a esa piel que ni el sol abrazador lograba oscurecer.

Para completar la obra Dios la hizo hermosa y buena…

buena esposa, buena madre, buena abuela.

Por eso hoy te digo mamá :

Fuiste esa flor que con afán cultivaste.

Fuiste esa mesa tendida con amor

recibiendo amigos, brindando tu calor.

Fuiste esa canción que entonabas

cuando hacías tus tareas…

Fuiste esas novelas que por la radio

nos tenían en suspenso “hasta mañana”.

Fuiste esas puntadas remendando tiempo.

Fuiste el soporte de papá en la lucha.

Fuiste quien calmabas la fiebre de la infancia

con un milagroso y sanador pañuelo blanco …

mojado… y que cambiabas con paciencia infinita

sobre nuestra ardiente frente.

Fuiste el dulce que saboreábamos diariamente

y ese trozo de torta con la leche.

Fuiste el guardapolvo blanco, almidonado,

que yo lucía orgullosa cada día.

¡Fuiste tantas cosas querida mamá!

Y hoy que siento cada vez más tu ausencia

quisiera sentarte en esa galería,

llenarte la falda de flores que cortaré presurosa

de nuestro jardín…

y armaré un ramito de violetas

para que luzcas en tu pecho como un prendedor.

Confío en que un día nos encontraremos

y allí volveremos a vivir lo vivido…

Mientras, te dejo estas líneas bajo tu almohada de nubes

¡y mi amor más profundo de hija !

OLGA.

Anuncios

One response to “Mamá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s