La noche.

La noche.

Escondida entre nubes y extendiendo sus brazos,

la noche nos espera como amante cautiva,

y el amor que la cubre y los besos que nacen

se desmaya en los labios como una flor marchita.

La noche es confidente de amores tormentosos;

de amores clandestinos que aprovechan su sombra;

de amores que se duermen con los ojos llorosos ,

esperando el milagro y en un rezo …lo nombra.

La noche mientras tanto recorre los rincones

hurgando en ese sueño que costó y al fin llega.

Tantea entre las sombras las almohadas mojadas

para saber quién llora por amor o por penas.

La noche nos invita a soñar cosas bellas;

aquellas que vivimos y hoy parecen lejanas.

De las noches que pasamos contando las estrellas

y escribiendo poesías detrás de la ventana.

¡Todo pasó tan rápido y soñado!

La casa en penumbras; hoy me encuentro sola,

y la noche, ésta noche … o las miles de noches del pasado,

me susurran al oído como una caracola.

Me habla de alegrías que hicieron que mi vida,

ésta vida, la mía, que viví cada noche,

valiera los dolores que me sacaron callos

y hoy los siento en mi carne sin emitir reproches.

Hace frío, cierro la ventana, ya es muy tarde.

Mejor es que me duerma esperando a mañana.

Seguro que la noche vendrá a velar mi sueño

y se irá silenciosa cuando se asome el alba.

OLGA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s