Día de otoño.

Día de otoño.

 

Tal vez fuera el otoño, o quizás mi nostalgia

que me llevó de nuevo camino del ayer.

Que trajo a mi memoria aquel amor furtivo,

que por ser tan furtivo como vino se fue.

Tal vez porque era otoño recuerdo aún las lágrimas

que me causaron tanto desamparo y dolor.

Es que cuando se es joven vive siempre esperando

y solo quiere entonces conocer el amor.

Tal vez el otoño entonces no me parecía tan triste,

ni gris, ni melancólico, ni me hacía llorar.

Quizás fue el desengaño que sufrí al traicionarme

destrosando mis sueños, sin importarle más.

Hoy, al pisar las hojas que caen y que suenan

con ese ruido raro que hacer al quebrar

las hojas amarillas, señales del otoño,

señales de los días que ya no volverán.

Otoño de los días húmedos y pesados,

de mañanas con pastos mojados de rocío,

de esperanzas que tristes escapan al pasado,

con sueños que girando extrañan el estío.

Quizás es por los años que me duele el otoño,

tal vez por este tiempo que imagino querer

ver el manto amarillo de los paraísos

que vuelven cada tanto de mi patio de ayer.

Los días ya se acortan porque llegó el otoño,

y sobre mis recuerdos … ha empezado a llover.

OLGA.

Anuncios

One response to “Día de otoño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s