Era como el viento.

ERA COMO EL VIENTO.

Un viento de soledad se llevó sus pasos,

borró su presencia, arrastró su sombra.

Nada quedó de él, solo un recuerdo … vago,

cuando alguien al pasar lo nombra.

El viento es audaz e impertinente;

se mete sin llamarlo y sin buscarlo.

Hace temblar los cristales del ventanal,

tanto, como a las hojas y a la gente.

 

Ella lo vio irse e imploraba porque no lo haga.

Que permaneciera firme … más el viento

se ensañó de tal manera que no pudo

con su fuerza, oponerse a su bravura.

Fueron tiempos en que todo quedó destruido,

como un campo quemado, devastado.

Volaron cenizas y recuerdos

junto a algún amor olvidado.

 

Cuando el viento pasó… no quedó nada.

Pero el sol vuelve a brillar y entonces nace

nuevamente la flor … de una semilla.

Se van olvidando los dolores

y cierran lentamente las heridas.

Cuando el viento cambie el rumbo

es muy probable que ese remolino que se acerca

traiga, entre sus ráfagas que zumban.

esos pasos que un día se llevara.

 

Y fue así que lo trajo … pero tarde…

Volvió un despojo de lo que ayer fuera.

Estuvo jugueteando como el viento !

Destrozó una flor aquí … allá alguna otra

y donde un día dejó una tierra yerma

hoy encuentra cambiado ese paisaje

con una floreciente primavera,

que ya es de otro, porque para él … ahora es tarde !

OLGA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s